El seguro de automóviles tiene por objeto la prestación de indemnizaciones derivadas de accidentes producidos a consecuencia de la circulación de vehículos.

RESPONSABILIDAD CIVIL OBLIGATORIA

La Ley (Real Decreto Legislativo 8/2004 29 de Octubre) sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a motor establece:

"El conductor de vehículos a motor es responsable, en virtud del riesgo creado por la conducción de estos, de los daños causados a las personas o en los bienes con motivo de la circulación."

"Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular."

Dicha Ley establece los Límites cuantitativos del aseguramiento obligatorio de la R.C. ocasionada por la circulación de vehículos automóviles:

Los importes de la cobertura del seguro obligatorio serán:

a) en los daños a las personas, 70 millones de euros por siniestro, cualquiera que sea el número de victimas.

b) en los daños en los bienes, 15 millones de euros por siniestro.

Los importes anteriores se actualizarán en función del índice de precios de consumo europeo, en el mismo porcentaje que comunique la Comisión Europea para la revisión de los importes mínimos.

Exclusiones:

1. La cobertura del seguro de suscripción obligatoria no alcanzará a los daños y perjuicios ocasionados por las lesiones o fallecimiento del conductor del vehículo causante del accidente.

2. La cobertura del seguro de suscripción obligatoria tampoco alcanzará a los daños en los bienes sufridos por el vehículo asegurado, por las cosas en él transportadas ni por los bienes de los que resulten titulares el tomador, el asegurado, el propietario o el conductor, así como los del cónyuge o los parientes hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad de los anteriores.

3. Quedan también excluidos de la cobertura de los daños personales y materiales por el seguro de suscripción obligatoria quienes sufrieran daños con motivo de la circulación del vehículo causante, si hubiera sido robado. A los efectos de esta Ley, se entiende por robo la conducta tipificada como tal en el Código Penal. En los supuestos de robo será de aplicación lo dispuesto en el artículo 11.1.c.

COBERTURAS ADICIONALES

Además del seguro de Responsabilidad Civil obligatorio, se pueden contratar otras coberturas. Es importante ver el alcance de dichas coberturas ya que hay mucha diferencia entre las distintas compañías aseguradoras.

Daños propios: El asegurado será indemnizado cuando concurran todos los siguientes supuestos: daños en el automóvil del asegurado, el culpable no sea un tercero y los daños no sean imputables a otra cobertura.

Robo: Se indemniza en el supuesto de robo de parte del coche, robo del coche completo o cuando el vehículo ha sufrido daños y desperfectos como consecuencia del robo.

Incendio: El objetivo es recibir indemnización por el valor del vehículo en supuesto de incendio.

Lunas: Esta cobertura tiene como objetivo asegurar que la compañía aseguradora indemnice al cliente cuando se produzca una rotura de cualquiera de las lunas. No suele incluir el techo solar.

Asistencia en viaje: esta cobertura es la que se ocupa del vehículo y sus ocupantes en el caso de que, bien por avería, o por accidente, no podamos continuar el viaje.

Defensa jurídica: Al contratar esta cobertura el usuario se asegura que su compañía pagará todos los gastos que se puedan originar en un juicio (abogado, procurador, costas, fianzas, peritaciones, etc.) como consecuencia de un accidente de circulación en el que se vea involucrado su vehículo.

Coche de sustitución: El objetivo de esta cobertura es garantizar la movilidad del asegurado, mediante un vehículo de sustitución mientras el suyo esté de reparaciones en el taller. Otra posibilidad es que el asegurado reciba una indemnización dineraria para que pueda utilizar otro medio de transporte (taxi, autobús, tren) durante los días que su coche esté en reparación.

Retirada de carné: El objetivo de esta cobertura consiste en garantizar que el asegurado mantiene su capacidad de desplazamiento cuando, por las causas que sea, sufre una retirada del carné de conducir.

Defensa de multas: Ayuda al asegurado a defender sus derechos frente a la administración cuando le ha sido una multa de tráfico que desea recurrir.

Aseguradoras